Crónica viajera: capítulo 2

lunes, 3 de junio de 2013


La tarde resultó muy entretenida, primera toma de contacto con las fantásticas instalaciones de las que disfrutamos. 

A lo largo de la tarde probamos tres actividades: emulamos a Robin Hood con más o menos acierto; tranquilos no probamos a lanzar flechas sobre manzanas en las cabezas; mientras otros nos subimos a caballo y cabalgamos como si fuéramos auténticos vaqueros; y lo que más nos divirtió fue sin duda la pesca sin muerte en el lago, tremenda experiencia salpicada de enredos de sedales y mucha emoción cada vez que las truchas picaban, por supuesto luego las devolvíamos a su habitat.

El resto de la tarde se completó con algo de tiempo libre y aseo general, es decir ¡una merecida y reparadora ducha!.

A continuación cena: sopa calentita (que con el caer de la tarde baja bastante la temperatura), san jacobos que tuvieron gran éxito y yogures.

Una vez recuperadas las fuerzas nos queda la excursión nocturna por el bosque y ¿a dormir?

Pero eso os lo contaremos mañana.

Os dejamos con la actualización del álbum fotográfico y un gran ¡BUENAS NOCHES!

Atentos en Twitter las novedades son constantes.

Actualización de fotos:

¡Compártelo!

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada